El día de hoy, la Cámara de Diputados aprobó en lo general y en lo particular con cambios,  el dictamen que expide la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos, se envió al Senado de la República para su análisis.

El dictamen establece que ningún servidor obligado recibirá remuneración o retribución por el desempeño de su función, empleo, cargo o comisión mayor a la establecida para el Presidente de la República en el Presupuesto de Egresos de la Federación.

Menciona que todo servidor público debe recibir una remuneración adecuada e irrenunciable por el desempeño de su función, empleo, cargo o comisión, que sea proporcional a sus responsabilidades. No podrá cubrirse ningún pago mediante el ejercicio de partidas cuyo objeto sea diferente en el presupuesto correspondiente.

Dentro de los cambios aprobados, se aceptaron el conjunto de reservas del diputado Rubén Terán de MORENA, los cuales consisten en cambios en la metodología para la obtención de los parámetros que permitirán la determinación de las remuneraciones. Mencionó que las remuneraciones se expresarán en el presupuesto en términos brutos, pues en netos se dificulta el cálculo, y se rediseña el esquema para estabilizar las remuneraciones de todos los servidores públicos.

Indicó que la anual máxima se calculará conforme la metodología únicamente para el primer año del mandato del Presidente; para los años posteriores, la remuneración será actualizada conforme a la política salarial general aplicable a la administración pública.