La Comisión de Salud del Senado de la República analizó el tema “Tratamiento novedoso de Covid con plasma convaleciente” en donde los legisladores expresaron su confianza en que el Gobierno y los profesionales de la medicina, unirán esfuerzos para establecer las bases científicas, tecnológicas y preventivas para combatir la pandemia por covid-19.

Durante la reunión, especialistas como el doctor Diego Espinoza Peralta, presidente del Comité de Ética e Investigación del Centro Médico “Doctor Ignacio Chávez” explicó que los cuatro tipos de coronavirus: Sars-Cov-1, Sars-Cov-2, Mers y Sars-Covid-19), provocan infección en humanos y animales, porque son virus tóxicos para las células que ocasionan infecciones respiratorias. Con el plasma se eliminan las toxinas, aunque el organismo responde de diferente manera con síntomas como dolor de cabeza, cansancio, entre otros.

Por su parte, el doctor Luis Martio Villela Martínez, profesor Investigador de la Universidad del Valle de México, expuso que con este mecanismo antiviral se evita la entrada del virus a las células y que sus cuerpos neutralizantes bloquean los anticuerpos negativos. Informó que actualmente se aplican las prácticas Fase 1 y Fase 2, con el fin de encontrar las dosis exactas de plasma convaleciente que se requieren para evitar al máximo la muerte de pacientes de entre 18 y 65 años de edad.

El Doctor Evan M. Block, director adjunto de Investigación de la Universidad Jhon Hopkins, indicó que la citada técnica se debe aplicar a pacientes en estado crítico que padezcan Covid-19. Estos ensayos clínicos están funcionando en Estados Unidos. Comentó que la logística para su aplicación empieza con la donación de sangre para este tipo de pruebas.

Finalmente, el doctor Laurence Corash, director científico del Hopital de San Francisco, California, y director cofundador de la Corporación Cerux, explicó que se trata de un proceso reactivo con base en la donación voluntaria de sangue, la cual analizan primero para asegurar que esté libre de virus patógenos. Aseguró que las prácticas o el experimento con el plasma convaleciente se ha venido realizando desde años anteriores en pacientes con paludismo, chikungunia, zika y dengue, básicamente.